Mil años de los Fueros de León: 1020-2020

Share on facebook
Share on twitter

 

 

Alfonso V, el Rey de los Buenos Fueros llamado el “Noble” o el de los “Buenos Fueros”, fue rey de León desde 999 hasta su muerte en 1028. Su reinado se caracterizó por la recuperación económica del reino, la reedificación de los edificios y murallas que quedaron en ruinas después de la invasión de Almanzor, la repoblación de los territorios conquistados y el establecimiento de la paz, pero su mayor logro fue la promulgación del Fuero de León.

No habrá más tropelías, ni traición en León ¡Oíd!, hoy día del señor de 30 de julio de 1017”. Con esta proclama del rey Alfonso V decretaba el Fuero de León por el que se regulaba los aspectos sociales, económicos e institucionales del Reino y de la ciudad de León. “Yo Alfonso V, Rey de León por la mí presente voluntad, decreto que estará protegida por la Corona, bajo fortísima sanción, la propiedad de los súbditos…

 

 Mil años después, la Catedral de León ha sido el escenario para la lectura del Fuero de León, que desde el siglo XI ha marcado un hito en la historia y se ha recordado, en este acto, coincidiendo con la celebración de su milenario. Los Fueros, promulgados hace mil años, el 1 de agosto de 1020, forman parte de las leyes más antiguas  que se conocen con jurisdicción en todo el reino, y sientan las bases para organizar su repoblación y para marcar e impulsar la vida en su territorio. Este conjunto de leyes establecidas por Alfonso V en el siglo XI es fundamental en la historia del Reino de León y de España porque regulan aspectos sociales, institucionales, políticos y económicos del Reino y de la ciudad de León. Nuestro rey Alfonso V cambió para siempre la historia de su reino y también la de Europa.

Para comenzar el acto, se realizó la recepción a las autoridades dando entrada al claustro un grupo de música tradicional encabezado por Tolo, de la Escuela de Música, Danza y Teatro de León, que interpretó el Himno de León mientras  la Agrupación de Pendones de Trobajo del Camino y Villabalter (Ayto de San Andrés del Rabanedo) colocaba los pendones representativos. En el centro del escenario, el Pendón Real de León.

La lectura ha sido organizada por la Sociedad para el Fomento de la Cultura de Amigos del País Leonés (SOFCAPLE) en colaboración con el Ayuntamiento de León, Cabildo de la Catedral y otras administraciones públicas y privadas. El acto, conducido magníficamente por Pilar González del Río, música, musicóloga y socia de SOFCAPLE, se celebró en el marco incomparable del claustro de la Catedral de Santa María. Tras la introducción, subieron al estrado para tomar la palabra el alcalde de León, José Antonio Díez, el vicepresidente de la Diputación de León, Nicanor Sen y el catedrático de la ULE, José Luis Chamosa.

Continuó el acto con la intervención de la Coral Gregoriana del Císter de Sandoval con el Veni Creator Spiritus que también interpretó un Te Deum como colofón

Tras un minuto de silencio por las víctimas de la COVID19 , comenzó la lectura del Fuero, unos textos de relevancia mundial que refuerzan la importancia de León históricamente como reino de referencia, determinante influencia histórica y jurídica en esos siglos y germen también del Parlamentarismo, ese título esencial para nuestra historia reconocido por la Unesco. Leyeron los cuarenta y ocho preceptos diferentes personalidades de todos los estamentos sociales de León y provincia. Los primeros veinte artículos se dedican a asentar los poderes, dando mayor primacía a los intereses de la Iglesia, después a los del Rey y por último a los del Pueblo, de aplicación en todo el reino. Los veintiocho artículos restantes se refieren a la regulación de mercados, la vida en la ciudad de León, fomentando la convivencia y repoblación del lugar. El deán de la Catedral, Manuel Pérez Recio dio lectura al primer precepto, seguido de profesores, alcaldes, concejales, panaderos, vinateros, periodistas, artistas, maestros, médicos, policías, carniceros, arquitectos, defensores de las tradiciones leonesas y lo leonés, escolares, empresarios, músicos…

Artículo XLVIII: Termina el Fuero de León con las cláusulas penales que eran habituales en los documentos altomedievales. Al que no cumpla con lo establecido se le amenaza con la condenación en el infierno y con castigos corporales. –

“Quienquiera de nuestra progenie, o de extraña, que esta nuestra constitución conscientemente intentase quebrantar, que, rotas las manos, los pies y la cerviz, arrancados los ojos, esparcidas las entrañas, abatido por la lepra, justamente anatemizado por la espada, en eterna condenación, con el diablo y sus ángeles, sufra penas.”

Y con este último precepto, finalizó la lectura del Fuero de León.

A este acto se le añadió la presentación del libro sobre el Fuero de León, una edición que ha coordinado Vicente Carvajal, de Sofcaple, y que es «una joya bibliográfica e histórica que pondrá el acento en el importante papel histórico de estos documentos del Fuero de León, primeros textos históricos de regulación de las normas de convivencia y germen de textos similares en todo el mundo», ha puntualizado José Antonio Díez.

En total se conocen quince manuscritos del Fuero de León. El manuscrito más antiguo y estudiado del Fuero se encuentra copiado en latín en un códice del Archivo de la Catedral de Oviedo llamado “Liber Testamentorum” fechado en el siglo XII. Destacamos también un manuscrito del siglo XIII por estar escrito en romance. Cuando se promulgó el Fuero, la lengua que hablaba el pueblo en León se parecía más al asturiano o al gallego que al castellano. No existía norma lingüística y una palabra se escribía y se decía de varias formas.

La lectura de los Fueros de León es el prólogo de una serie de actividades organizadas por SOFCAPLE reivindicando nuestro legado, nuestra historia pasada, y un presente con visión de futuro, que se desarrollarán a lo largo del año, siempre que las condiciones lo hagan posible.

Carvajal ha agregado que otro aspecto de gran relevancia tiene que ver con la influencia del Fuero ejercida en otros territorios.

El Fuero de Alfonso V sirvió de base para que otros se reflejasen y también sirvió de modelo para otras ciudades y reinos, otorgado por León y para León, en la curia celebrada en la Catedral de Santa María y en la que participaron todos los prelados, abades y nobles del reino. Es de gran relevancia, ya que es uno de los códigos legales más importantes de nuestra historia medieval, por ser la semilla de una nueva sociedad y la base de los derechos fundamentales

La celebración se realizado con limitación de aforo y con todas las medidas de seguridad correspondientes.

Artículos Recientes

«León en Vela». Junio 2020

Después de estos meses de confinamiento Hemos retomado los itinerarios del programa León en Vela, organizadas por el Ayuntamiento de León, la Sociedad para el