Mil años del Fuero de León: intervención de José Luis Chamosa

Share on facebook
Share on twitter

Intervención de José Luis Chamosa, Catedrático de la ULE, Socio de Honor y miembro de la Junta Directiva de SOFCAPLE:

«Las formas cambian, las circunstancias son diferentes, el mundo era distinto en su
envoltura cotidiana. Pero en las preocupaciones y las expectativas que manifiestan los
preceptos del Fuero seguimos encontrando hoy el latido de las preocupaciones y expectativas
con las que nos identificamos: ordenar la convivencia, acrecentar la comunidad, defender los
principios de la justicia en los conflictos. Ocuparse, en fin, de la vida en sociedad en lo
temporal y en lo trascendente.»

EL FUERO DE LEÓN: Catedral, 1 de agosto de 2020.

Autoridades, señoras y señores:

Hace ahora  tres años comenzábamos un acto como el que hoy nos congrega con una reflexión como la que sigue: nuestra cultura  se ha dado en llamar de las conmemoraciones. De forma paralela  a la experiencia cotidiana de que el ritmo de los acontecimientos parece acelerarse constantemente sentimos la necesidad de marcar el paso del tiempo con una referencia permanente, cuantitativa y cualitativa, a lo que supone y significa lo que ocurrió hace una década, cincuenta años o cien. Pero el mismo sucederse de todos estos aniversarios de manera vertiginosa nos hace perder la perspectiva de lo que esencialmente suponen y hace difícil percibir la trascendencia que algunos acontecimientos han tenido y siguen teniendo para nuestra vida hoy. Aquellos que marcan desde el devenir histórico lo que somos y definen de manera profunda nuestra manera de ser y actuar.

Solemos prestar atención a los monumentos que nos rodean –y cómo no hacerlo ahora mismo a nuestra querida catedral-, pero se nos escapan los que siendo inmateriales son la razón de ser de edificios, instituciones y la vida tal y como la conocemos.

Nosotros queremos destacar hoy el hecho excepcional de los mil años del Fuero de León. De un texto que se empieza a gestar en un pasado que es lejano, que tiene una redacción que refleja en su formulación esa lejanía y nos permite vislumbrar una realidad para la que no tenemos otros medios de acceso. Obviamente, distinta en el detalle, pero reconociblemente nuestra. Las formas cambian, las circunstancias son diferentes, el mundo era distinto en su envoltura cotidiana. Pero en las preocupaciones y las expectativas que manifiestan los preceptos del Fuero seguimos encontrando hoy el latido de las preocupaciones y expectativas con las que nos identificamos:  ordenar la convivencia, acrecentar la comunidad, defender los principios de la justicia en los conflictos. Ocuparse, en fin, de la vida en sociedad en lo temporal y en lo trascendente.

Seguidamente, procederemos a la lectura de esos preceptos y lo haremos en voz alta. Haremos de las palabras escritas una fórmula viva otra vez. Si es esta la era de las conmemoraciones, como decía al comenzar citando un pensamiento que quiere, de alguna manera,  caracterizar el momento presente,  no podemos olvidar que nuestra cultura lo es de las palabras. En un principio era la palabra. Así comienza el relato que está en la base de nuestra tradición. Las palabras, que son lo que nos hace humanos, construyen la realidad: en el momento en que los consejeros de Alfonso V comenzaron a  formular en palabras los preceptos  y, sin duda, sin advertirlo (o, quizás, sí ¿cómo podríamos saberlo?), comenzaron a forjar una realidad, a darle carta de naturaleza a algo que no tenía hasta entonces la forma de lo institucional y, con ello, echaron las bases de una identidad.

Como todos los escritos de la época de la que hablamos, el mundo de hace mil años, la historia de su composición y transmisión es compleja.  Lo es la de su cronología, lo es la de su literalidad. Hoy no nos conciernen los debates sobre lo discutible: no es este el ámbito ni el objeto de nuestra reunión. Hoy queremos rememorar lo excepcional  y trascendente de estas normas para que nos ayuden a entender lo que somos. Y en eso tenemos las certidumbres básicas que subrayamos ahora y que  podríamos resumir en dos características que hacen del Fuero algo tan relevante para nosotros. En primer lugar, el conjunto que forman los primeros 20 artículos para su aplicación como leyes territoriales “las más antiguas que se conocen de la España cristiana de la Edad Media como de vigencia general en todo un reino”. En segundo lugar, los 28 preceptos reguladores de la vida local de la ciudad de León con el hecho excepcional de la referencia y regulación de las relaciones con las localidades que han venido en llamarse en su conjunto el “Alfoz” y que allí aparecen mencionadas, sometiéndose todas a una misma jurisdicción (XXIX).

Las leyes territoriales se ocupan, en los primeros artículos, de las relaciones con la vida de la Iglesia, como era costumbre en las compilaciones de normas de ese tiempo (I a VIII), para seguidamente hablar de regular y ordenar las penas por delitos cometidos, el derecho de propiedad, las obligaciones de servicio al Rey, el nombramiento de jueces, etc.

Los preceptos reguladores de la vida local  se dirigen, en primer lugar, a intentar revertir las consecuencias del despoblamiento de la zona después de las campañas de Almanzor y su hijo, Abd al-Malik (como vemos, el tema demográfico era de actualidad prioritaria en la época) (preceptos XX a XXVIII).  El  XXX  regula la obligación de reunirse en asamblea vecinal (de León y alfoz) en este sitio en que nos encontramos hoy, Santa María de Regla, para ordenar  los asuntos de su interés.  Y los siguientes, el comercio de bienes, el pago de tributos,  las penas por faltas, las condiciones de acceso por parte de la autoridad a los domicilios, etc. Todos ellos, como señalaba anteriormente, apuntan a las preocupaciones básicas de los habitantes  de  León y alfoz en su vida diaria y sus quehaceres y ocupaciones. En las circunstancias de excepcionalidad extrema  en que la vida se desarrollaba en el León de hace mil años, nuestros mayores tuvieron la visión de legislar, ordenar, de garantizar derechos y al hacerlo de asegurar la permanencia y el futuro.

SOFCAPLE (Sociedad para el fomento de la cultura de amigos del país de León), en esta ocasión excepcional del milenario, organiza  en colaboración con instituciones públicas y privadas, (permítanme agradecer desde aquí a Ayuntamiento, Diputación, Cámara de la propiedad de León, al cabildo de la catedral y a todas las personas que nos ayudan) organiza, digo, una serie de actos que coordina nuestro compañero Vicente Carvajal, de los que este es el primero y en el que presentamos, aunque no acabado todavía, un volumen excepcional que recoge los textos latino, romance y español de los Fueros, además de una serie de estudios sobre los preceptos y su época redactados por especialistas en los campos del Derecho, las Filologías latina y española, la historia y la historia del arte, introducido por nuestras autoridades institucionales. Creemos que mil años bien merecen este monumento en forma de libro.

En fin, un milenio de normas para la convivencia que nos hablan de identidad y vida compartida, de institucionalización de una comunidad que adquiere conciencia de su existencia como tal, que nos ayuda a entender lo que somos y cómo somos. Y nos recuerda la responsabilidad de respetar y preservar la herencia compartida.  Nosotros hoy, ahora, reconocemos y honramos lo que hemos recibido y nos comprometernos, a nuestra vez, a hacer lo propio. Por nuestros padres,  por nuestros hijos, por nuestra tierra.  Gracias.

 

Artículos Recientes

Los centenarios de Delibes y Galdós, este sábado en un encuentro literario en Astorga - ILEÓN.COM

León Literario: Leer a Delibes

Ayer tuvo lugar la jornada programada como «León Literario» en el Teatro Gullón de Astorga con motivo del centenario del nacimiento de Miguel Delibes. La conferencia

Sahagún abrirá el 2 de octubre las III Jornadas Cluniacienses | FMO Influencer

III Jornadas Cluniacenses

La prestigiosa asociación Cluny Ibérica, dedicada al redescubrimiento de la herencia cluniacense, en colaboración con SOFCAPLE, ha desarrollado un magnífico programa para las III Jornadas 2020.

«León en Vela». Septiembre 2020

Programa «León en Vela» Septiembre 2020 Organizado por el Ayuntamiento de León, la Sociedad para el Fomento de la Cultura de Amigos del País de León